EL REDIEZCUBRIMIENTO DE MÉXICO

                                              

PEÑA NIETO Y OBAMA“El rediezcubrimiento de México” es el título de un estupendo libro escrito por Marco A.  Almazán, ameno y muy recomendable; pero ahora no voy a tratar sobre esta obra de narrativa. Me estoy refiriendo a lo que representan para México los abrazos y los acuerdos de  este hombre pequeño y  pequeño  hombre,  con los modernos invasores del país.  Detrás de estos abrazos existen situaciones sociales, económicas y políticas de gran envergadura que no deben, no pueden pasar desapercibidas.

Miremos un poco hacia atrás y recordemos lo que fue la invasión española (mal llamada conquista), que tuvo a los mexicanos y a los pueblos mesoamericanos trescientos años bajo la ignominia colonial; mientras se dominaba a las etnias nativas con la espada y la cruz cristiana, con una evangelización impuesta a sangre y fuego y a costa de la destrucción de la cultura existente y la muerte de miles,  saqueaban las riquezas del territorio, sin decoro alguno, para enriquecer al reino de España. Y buena cuenta nos da la historia de que lo que no se llevaron estos invasores fue porque no lo vieron.

China y Méxicoenrique-pena-nieto-mariano-rajoy

Hoy, a más de doscientos años de la “Independencia” de México (¿?) ya no tienen que venir los invasores a rifarse el pellejo para saquear. Ahora es el presidente en funciones  el que vende la patria a los Estados Unidos de Norteamérica, a España,  a China, a Canadá, y a cualquier postor que le garantice enriquecer sus arcas personales y las de los privilegiados del Sistema Neoliberal, aunque ello implique empobrecer al pueblo mexicano, verdadero dueño de las riquezas de su suelo. 

Viaje de shoppingCaricatura: El Fisgòn

dar click  en este enlace:

http://www.youtube.com/watch?v=QTg087mxP_g&feature=related

Carta a las petrolerasCaricatura: El Fisgón

Monosapiens por Helguera y Hern‡ndezCaricatura: Antonio Helguera y José Hernández

Evoco, con mucho placer, lo que un amigo activista publicó en las redes sociales y que no es otra cosa que la realidad escueta del México actual:

 “El Extraño Enemigo

Por: Mario Quijano Pavòn

I. Malgre Tout

Hasta hace unos cuantos años solía haber una estatua bellísima en la Alameda.

Esta representaba a una doncella desnuda, atada de pies y manos, obviamente vejada, que, sin embargo, se rehusaba a quebrarse.

La estatua se conocía como el “Malgre Tout” expresión que significa más o menos “a pesar de todo”.

Representa el valor a toda prueba, el preferir la muerte a humillarse ante el abusivo, es el espíritu que anima a todo al que se enfrenta al tirano aun a pesar de no tener esperanza de vencer, es el “México Profundo” que se rehúsa a largarse al Mictlan, son los guardias nacionales del San Blas que gritaban “¡Viva México cabrones!” mientras se hacían matar al pie del cerro del chapulin.

II. Montoneros

La situación es clara.

Los mexicanos se enfrentan a un conglomerado de enemigos ladrones y montoneros como nunca antes se habían enfrentado antes en su historia.

Durante el siglo XIX siempre había un hijoeputa “extraño enemigo” (gringos, gachupines, franceses) o un hijoeputa de producción nacional (conservadores, santannistas, la puta de Babilonia) que amenazaban a la república.

Pero nunca se juntaban todos a la vez.

Hoy los mexicanos se enfrentan a gringos (CIA, Blackwater, Dyncorp, Halliburton, bancos lavadòlares, etc., etc. ), gachupines (Repsol, constructoras, bancos, etc.), conservadores (cristeros, yunqueros, PANistas, la puta de Babilonia), entreguistas y traidores (Chupacabras y neoliberales, PRI, PRD Chucho, Guanitos, etc.), rateros y narcos (CCE y beneficiarios del “Robaproa”(Foaproa), las treinta familias, las televisoras, el cartel de Sinaloa, etc.), y una comparsa de focas azules PANdejas que aplauden mientras la repùblica naufraga.

.. . y, el enfrentamiento, es con TODOS a la vez.

Y aun así, su servidor no se asombra de que todavía hay quien se opone, quien le mienta la madre, a estos cabrones (tal vez sea usted, respetable lector).

Y es que cualquiera que conoce la historia de México sabe que aun después de muertos Hidalgo y Morelos siempre había un patilludo en un cerro mentándole la madre al virrey.

Y no olvidemos que a la larga esos patilludos ganaron.

¿Por qué iba a ser distinto hoy?

¡Malgre tout!

¿Por qué no vamos a triunfar al final?

¡Malgre tout!

¿No predijeron los ancianos de la Hermandad Blanca, los consejeros del emperador mexica, que Anahuac renacería triunfante en nuestros días?

¡Malgre tout!

¿No es este un pueblo cuyo destino glorioso el mismo Dios escribió con su propio dedo en el cielo?

¡Malgre tout!

La patria mexicana y su pueblo inflaman y enloquecen la mente del que los ama. ¡Ningún rey, tirano, o imperio merece gobernar a semejante pueblo!

¡Malgre tout!

Si, lo admito: prefiero creer en profecías de ancianos indígenas en lugar de la mierda que propagan las televisoras.

¡Malgre tout!

¡Y si, que se junten cuantos enemigos quieran hacerle la guerra a este noble pueblo mexicano! ¡No faltarán patriotas para oponérseles!

¡Malgre tout!

¡Y esos cabrones aprenderán a amar a Dios en tierra de indios y mayor será la gloria del pueblo mexicano cuando los mande a la chingada!

¡Malgre tout!

III. La Mediocridad Como Virtud

Para poder robarle a México su patrimonio en santa paz el enemigo debe convencer a los mexicanos que son mediocres y que su empobrecimiento es culpa de los mismos mexicanos.
Una y otra vez los jilgueros del enemigo difunden este mensaje:

“… México no cambiarà a menos que cambiemos nosotros… debemos de no dar mordidas y obedecer las señales de tránsito…tenemos el gobierno que merecemos…no hay que quejarse sin ofrecer soluciones…el gobierno no tiene la culpa pues la crisis viene de fuera…el pueblo mexicano es el culpable más bien…”.

Es decir, si usted no se mea en la calle la “Chucky” se volverá guapa.

Si usted ya no compra pirata ya no habrá descabezados.

Si usted no se rasca la cola dejaràn de haber fraudes electorales.

Y todos los males de la república, si, son porque usted se mea en la calle, compra pirata, y se rasca la cola.

Ciertamente el cambiar no implica dejar de ser borrego, sumiso, ignorante.

Y definitivamente cambiar no implica volverse ser bronco y cabrón como los mexicanos de acero que hicieron la Independencia, la Reforma, y la Revolución.

Eso sería ir en contra de las instituciones y ser, en suma, “un peligro para México”.

Otra parte del mensaje es convencer a los mexicanos que nunca podrán hacer que México prospere pues ellos nunca tendrán los conocimientos adecuados para hacerlo (eso sólo lo tienen los extranjeros, insiste el enemigo).

De ahí que digan que “la UNAM es un nido de terroristas y que sòlo los egresados de las escuelas privadas patito deben de dirigir la república”.

Se trata de machacar la máxima porfirista: “sòlo los extranjeros pueden hacer prosperar a México”.

IV. “No recuerden el pasado”

Para asegurar la mediocridad de los mexicanos es necesario que estos desconozcan su historia.

Los descendientes de los constructores de Teotihuacan, el Tajín, Chichen Itza, deben de pensar que son demasiado torpes para hacer una triste autopista.

Eso justificará que vengan gachupines a construirlas y operarlas.

Los descendientes de los pintos de Guerrero, de los chinacos de Zaragoza, y de los dorados de Villa deben de olvidarse que hicieron temblar a tiranos.

Así no sentirán vergüenza al recibir despensas de frijoles con gorgojos a cambio de su voto.

Los mexicanos deben de olvidar que alguna vez PEMEX operaba los dos buques de exploración petrolera más grandes del mundo en su tiempo, el Reforma y el Independencia.

De esa manera pensaràn que solo los extranjeros pueden aprovechar “el tesorito”.

Y sin embargo, está escrito en nuestro propio himno nacional que la patria puede volver a ser grande si sus hijos recuerdan quienes son:

“Si el recuerdo de antiguas hazañas
de tus hijos inflama la mente,
los laureles del triunfo tu frente,
volverán inmortales a ornar.” — Bocanegra, II Estrofa (original) del Himno Nacional Mexicano

El enemigo no quiere que el pasado, las “antiguas hazañas” inflamen las mentes de los mexicanos.

Los mexicanos no deben saber qué clase de sangre corre por sus venas.

El mexicano debe de olvidar que desciende de guerreros, de artistas, de grandes urbanistas, de intelectuales, de historiadores, de astrónomos, de científicos, de matemáticos, de poetas, y que alguna vez fueron un pueblo noble y orgulloso.

Los mexicanos deben de contentarse con solo ser peones, para “hacer los trabajos que ni los negros quieren”(como lo dijo el imbécil de un ex presidente mexicano llamado Vicente Fox), para ser, en suma, esclavos.

¿Y es que cuándo se había oído que un esclavo tuviera patria?

¿O ancestros dignos de venerar?

Vamos, (insiste el enemigo) ¡hasta el concepto de “patria” es caduco en la época de la globalización!

Dejemos (insiste el enemigo) que los inversionistas extranjeros creen miles de empleos mal pagados, de esclavos.

Insiste el enemigo: los mexicanos no sòlo deben de estar contentos entonces de ser esclavos; ¡también deben de estar agradecidos de serlo!

Repito: el objetivo del enemigo es seguir desplumando a México en santa paz.

De ahí que hay que convencer a los mexicanos que son impotentes y mediocres y asegurarse de que no conozcan su historia, que “el recuerdo de antiguas hazañas” no inflame mentes.

Se trata de hacerle un “coco wash”, con los medios, a toda la población mexicana para que se queden calladitos (no comprando pirata o dando mordidas o meàndose en la calle) mientras el enemigo se sigue hinchando explotando el patrimonio nacional: el oro, la plata, su maíz, su petróleo, su agua, su dignidad (el mojado pierde tanto su patria como su condición humana), etc., etc.

V. Alza el vuelo, águila mexicana

Terco y torpe todavía insisto que es el deber de los mexicanos bien nacidos inflamar las mentes del pueblo recordándole sus “antiguas hazañas”. Insisto: ¡Malgre tout!

Hagamos realidad lo que escribió Sor Juana:

“Levante América ufana
la coronada cabeza,
y el Águila Mejicana
el imperial vuelo tienda,
pues ya en su Alcázar Real,
donde yace la grandeza
de gentiles Moctezumas,
nacen católicos Cerdas.
Crezca ese Amor generoso;
y en el valor y belleza,
pues de Marte y Venus nace,
a Marte y Venus parezca.
Belona le dé las armas,
Amor le ofrezca las flechas,
ríndale Alcides la clava,
Apolo le dé la ciencia.”

¡Malgre tout!”

Este vídeo, cuyo enlace les doy a continuación, está lleno de verdades  y,  sobre todo, nos llama a la unión y la congruencia entre lo que predicamos, teorizamos y nuestras actuaciones y estilo de vida.

http://youtu.be/Y7lOAPQHLYk

Ahora, más que nunca necesitamos unirnos los mexicanos de izquierda y ser conguentes; no podemos seguir dándonos el “lujo” de jalar cada quien para su “mecate”. Si queremos salvar lo que pertenece por derecho a los mexicanos; si queremos derrocar este Sistema Neoliberal vendido y corrupto, tenemos que unirnos y trabajar al unísono, sin ninguna condición de grupo y de intereses partidistas.

Margot Carrasquilla Mùnera

12/11/2013

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: