LAS MENTIRAS POR DECRETO SE CONVIERTEN EN VERDADES DICTATORIALES: MÉXICO SE AHOGA EN ELLAS

DAR CLIC EN EL SIGUIENTE ENLACE:

http://www.youtube.com/watch?v=KslMJ11lxqw&feature=fvst

Hoy, estimados lectores, quise encabezar este artículo con un enlace musical que bien vale la pena que escuchen.  Este México de mis amores, amaneció hoy enlutado porque ayer murió la esperanza de una Democracia. Enrique Peña Nieto, un ser oscuro, ignorante, corrupto, pelele de manos ensangrentadas que lo manejan como marioneta en un circo, compró la presidencia de la República; pero lo más grave en este triste pasaje histórico, es que instituciones como el Instituto Federal Electoral (IFE) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TRIFE), que creamos y pagamos los mexicanos con la esperanza de que fueran unas verdaderas  armas contra la corrupción y fueran las defensoras de la soñada Democracia para México, también se dejaron comprar por este “Nicolás Maquiavelo trasnochado”.

Imágenes: Periódico La Jornada.

Estas Instituciones legaloides que se valen de interpretaciones “arregladas” de la Ley para vender la presidencia de la República y que se pasan por “el arco del triunfo” la Constitución, deben desaparecer del panorama político y social de México. Son un elefante blanco que mantiene el pueblo con sus impuestos, que maman exorbitantes sumas de dinero del erario público y que acrecentan y enaltecen la corrupción detrás de una máscara de honorabilidad y legalidad.

Caricatura: El Fisgón


Caricatura: Helio Flores

No podemos, pueblo de México,  seguir siendo tolerantes a la corrupción descarada como la que estamos viviendo en estos momentos, y tampoco podemos seguir siendo un país de máscaras, característica comprensible, hasta cierto punto, porque los latinoamericanos somos producto de un choque violento de culturas. Nos asusta la igualdad y esto nos provoca una auto devaluación crónica que nos impide crearnos una verdadera identidad. Identidad que  que nos anime  e impulse a quitarnos esas máscaras, a dejar de estar “agachados” ante el poderoso y de exigir con la razón , la palabra, las Leyes, la Constitución y, de ser necesario, con las ARMAS, el derecho que tenemos a tener un país verdaderamente democrático.

Margot Carrasquilla Múnera

01/09/2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: