EN MÉXICO: EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA Y SUS ESBIRROS “POLÍTICOS” VIVEN EN UN PAÍS IMAGINARIO; EL PUEBLO, EN CAMBIO, TIENE QUE VIVIR EN EL REAL

Y el México real, éste en el que vivimos los mexicanos, es todo lo contrario del que pinta el discurso político del presidente Felipe Calderón, que corean sus esbirros “políticos”, y difunde los medios de comunicación vendidos al Sistema, ante todo los dos monopolios televisivos como Televisa y TV Azteca, y sus respectivos anexos.  Para mis estimados lectores, que consciente o inconscientemente abrevan la información y la opinión en estos medios corruptos, les quiero decir, a través de datos duros, cuál es  la realidad nacional:

El valor de la gasolina y el diesel se incrementan cada mes desde 2009, lo que continuará en 2011, mientras el precio de la harina de trigo ,  ha aumentado alrededor de 40 por ciento, y la tortilla de maíz, base de la dieta del mexicano, sigue aumentando al ritmo de los combustibles.

De julio de 2009 al mismo mes de 2010, el transporte subió 7.8 por ciento y los alimentos y bebidas 15 por ciento, lo cual impacta a más de la mitad de la población en edad de trabajar que tiene un ingreso de entre uno y tres salarios mínimos y gasta la mitad de sus percepciones en alimentación y 13 por ciento en transporte.

Caricatura de: Ahumada

De 2000 a 2009, productos de la canasta básica como el azúcar y el fríjol aumentaron el 169 y 142 por ciento, respectivamente, y los salarios apenas se incrementaron 51.4 por ciento en igual periodo, según cifras del Banco de México, el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI) y la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (CONASAMI). El aumento aprobado a este sueldo base fue del 4.1 por ciento, es decir, dos pesos con 30 centavos. De esta forma, a partir del primero de enero del este 2011, el salario mínimo para los mexicanos será de mil 794 pesos al mes (unos 138 dólares) para la zona A, considerada de vida cara, y de mil 702 para la zona C, en la cual se encuentra el Distrito Federal. Y, aquí mismo, en el DF, tendremos alzas del 30 al 50 por ciento en el gas doméstico, electricidad, agua y predial…

Después de estos números no es difícil entender el porqué los análisis elaborados por instancias públicas y privadas, con base en cifras oficiales, confirman el deterioro del nivel de vida de millones de mexicanos y la precaria generación de empleos mal remunerados, eventuales y sin prestaciones sociales. De hecho, la clase media media mexicana compuesta por profesionales, burócratas y trabajadores independientes, pasó a ser clase pobre, ya no se diga de la clase media baja. La clase media, pasó a ser media media con severas limitaciones. La clase pobre pasó a la extrema pobreza, sin techo, sin comida, sin servicios médicos. Esta última, ronda los 26 millones de mexicanos.

Caricaturas: Fisgón

Aunque el presidente Calderón “cacarea” que en el 2010 se crearon unas 960 mil nuevas plazas registradas en el Instituto Mexicano del Seguro Social  aún no se restituyen las perdidas entre 2008-2009. Pero es importante recalcar que  la mayoría de las nuevas plazas son principalmente eventuales, según los investigadores Leobardo de Jesús y Yolanda Carbajal, de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM). Esto quiere decir, que son trabajadores pasajeros, sin seguridad social, y que lo mismo pueden sostener su empleo un día o un año, si bien les va. Lo confirmó un reporte reciente del INEGI, el cual nos dice  que casi 60 por ciento de la población en edad de trabajar (25.7 millones de mexicanos) labora en la economía informal; la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) informó que de septiembre de 2009 al mismo mes de 2010 el número de mexicanos sin seguridad social pasó de 28.2 a 28.4 millones. Esto quiere decir que la tasa de desocupación es de aproximadamente del 5.2 por ciento de la población económicamente activa ( 2.5 millones de mexicanos).

Pero estimados lectores, si se toma en cuenta la  medición utilizada por la Organización Internacional del Trabajo, que incorpora a las personas que se encuentran en edad y condición de laborar, pero desisten de buscar un puesto ante la falta de oportunidades, el nivel se eleva a un 17 por ciento, o aproximadamente a  8 millones de mexicanos. Es decir, que durante el gobierno de Felipe Calderón, el desempleo aumentó en el 65 por ciento, y el sector juvenil llegó a tener 7 millones de muchachos, entre los 12 y los 25 años de edad que no pueden seguir estudiando pero que tampoco encuentran empleo (irónicamente llamados “ninis”, pues ni estudian ni trabajan). Esta situación está llevando a muchos jóvenes a engrosar las filas del crimen organizado.

Caricatura: Ahumada

Para redondear este nefasto panorama laboral, en el 2010 Calderón le quitó, impunemente,  el empleo a 47 mil electricistas, a los mineros de Cananea y de Pasta de Conchos, y a los empleados de Mexicana de Aviación. Estos mexicanos, despojados de sus empleos, con la utilización de la fuerza pública, aún siguen pidiendo justicia… No obstante, los organismos internacionales señalaron al Estado mexicano como responsable de violaciones a los derechos humanos.

Pero la calamidad nacional no termina aquí. Según la Secretaría de Hacienda, el saldo bruto de la deuda pública interna llegó a 3 billones 179 mil millones de pesos, nivel que significa un crecimiento de 82.5 por ciento desde diciembre de 2006, cuando era de un billón 741 mil 400 millones. Pero además, el monto de la deuda externa en moneda nacional se elevó casi 102 mil millones de dólares, que equivalen a un billón 270 mil millones de pesos, lo que significa un incremento de 114 por ciento en los últimos cuatro años. El endeudamiento bruto del sector público, que en diciembre de 2008 era de 56 mil 939.2 millones de dólares, se elevó a 85 mil 897 millones en mayo de 2009, y cerró ese año en 96 mil 353.7 millones de dólares.

Y mientras aumenta el desempleo, todos los artículos básicos y los servicios suben en forma desproporcionada, 26 millones de mexicanos no tienen ni para comer un pan diario, y 50 millones más, apenas si subsisten, Felipe Calderón se empeña en pagar y mantener una guerra fallida desde sus principios, fruto de la improvisación y la soberbia. Guerra que ya ha dejado más de 35 mil muertos, más de inocentes que de culpables y que ha convertido al territorio nacional en un verdadero infierno dantesco.

Caricatura: Rocha

Pero…¿ Será que todo este panorama deriva de los 10 MÁS GRANDES ENGAÑOS en los que ha vivido inmerso el pueblo mexicano? ¿Será que estos 10 mayúsculos engaños, a saber: La Evangelización española; la Independencia; el federalismo; el Guadalupanismo; La Revolución de 1910; la Educación que disgrega y prejuicia; el Indigenismo como un disfraz de racismo; los Héroes y los Villanos de la Patria; la mayor parte del Sindicalismo manipulado y vendido, y, la Democracia, sainete de los políticos, han marcado la pauta para que se le siga manipulando y engañando al pueblo mexicano?

Este se perfila como un largo tema que vale la pena tratar punto por punto, y que, estimados lectores, lo haré en próximas actualizaciones de este Blog.

Margot Carrasquilla Múnera

03/01/2011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: