LA JUSTICIA MEXICANA: UN COSTO TAN ALTO QUE NO PUEDE PAGARLO EL GOBIERNO FEDERAL, LO QUE DEJA EN LA INDEFENSIÓN AL PUEBLO

Caricaturas: Fisgón,  Helguera, Rocha.

Por allá en el pueblo que me vio nacer, hay un refrán que dice: el que tiene rabo de paja, no se acerca a la candela. Eso, exactamente es lo que le pasa a Felipe Calderón y a los políticos mexicanos, en general,  incluyendo a la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Una vez que llegan al poder, les pasan la factura todos aquellos individuos, quienes los sientan en la Silla y quienes lo hacen a costa  de violaciones a  la Ley, a la Constitución,  aportaciones de grandes cantidades de dinero provenientes del narcotráfico,  sobornos y chantajes a los militantes de los sindicatos oficialistas, crímenes y desapariciones, como es su peculiar estilo, y así  lo demostró una vez más, la llamada “Maestra” María Ester Gordillo,  dirigente vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación quien  ayudó a subir al poder a Felipe Calderón.

Pero hay que entender que esas facturas tienen muy alto precio: la impunidad. A  tal  grado, que un Jefe de Estado se convierte en tapadera de los culpables de crímenes contra el pueblo. De esto tenemos infinidad de casos, y un ejemplo muy cercano es el de la Guadería ABC, y para confirmar lo que sostengo, les transcribo, estimados lectores, lo publicado  al respecto, en  la prensa nacional:

Padres de las víctimas del incendio exigen la destitución de Daniel Karam y Juan Molinar

El Presidente ofreció dinero, pero de justicia nada en el caso ABC

Yo voté por usted, porque pensé que el peligro estaba en otro lugar, y ya ve, le reclama una madre

Foto Ulises Gutiérrez

Ulises Gutiérrez y Claudia Herrera

Corresponsal y enviada

Periódico La Jornada
Miércoles 21 de julio de 2010, p. 5

Hermosillo, Son., 20 de julio. Patricia Duarte Franco, madre de Andrés Alonso, uno de los 49 niños que murieron en el incendio de la guardería ABC hace un año, miró a los ojos al presidente Felipe Calderón y espetó: Yo voté por usted, porque pensé que el peligro estaba en otro lugar, y ya ve.

Aunque los padres de familia exigieron que en la primera visita del mandatario, 13 meses después de la tragedia, la reunión fuera pública, Calderón decidió hacer dos a puerta cerrada. Después de entregar celulares y pasar por cercos del Estado Mayor Presidencial, 130 padres y madres de víctimas mortales y sobrevivientes pudieron ingresar al lugar, pero algunos dijeron haberse sentido ignorados y prefirieron dejar el recinto donde se realizó el encuentro de más de dos horas.

El Presidente prácticamente me ignoró; yo le hablé directamente y le pedí el cese de funcionarios como Daniel Karam (director del Instituto Mexicano del Seguro Social) y Juan Molinar Horcasitas, pero no me respondió nada, él sólo venía a ofrecernos dinero, dinero y dinero, fideicomisos, becas, pensiones vitalicias para las mamás, pero de justicia nada, expuso Duarte en referencia al decreto publicado este martes en el Diario Oficial de la Federación, que garantiza apoyo a los deudos y a las víctimas.

Qué es la justicia

Yo le exigí que me dijera qué era justicia para él; no me contestó. Pero sí le dije que para mí justicia era que la persona que estaba sentada a su izquierda, Daniel Karam (director del IMSS), fuera destituida; para mí justicia es que a Juan Molinar Horcasitas (secretario de Comunicaciones y Transportes) lo destituya de su puesto y se le procese penalmente, al igual que al ex gobernador Eduardo Bours; para mí justicia es que Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo, prima de su esposa, vaya a la cárcel; que Antonio Salido, Gildardo Urquídez y Sandra Téllez (socios propietarios de la guardería) vayan a la cárcel, narró a reporteros al salir a la mitad del encuentro efectuado en un centro de convenciones en la zona hotelera de la ciudad.

La también vocera del Movimiento Ciudadano por la Justicia 5 de Junio detalló la frase que le dijo a Calderón, poco antes de que éste pidiera que dejara hablar a otras madres de las víctimas, según contó, quienes a diferencia de los integrantes del movimiento ciudadano le agradecieron la visita y las atenciones.

Le dije, mira, yo voté por ti, discutí con mi familia y con muchos amigos porque de verdad pensé que el peligro estaba en otro lado; voté por ti y me fallaste, y no voté por ti porque me hayas dicho que serías el presidente del empleo o porque fueras a quitar la tenencia vehicular, voté por ti porque pensé que eras una buena persona y mira lo que pasó, narró.

José Francisco García Quintana, padre de otro de los menores fallecidos, señaló que directamente le dijeron al Presidente que no porque su esposa Margarita Zavala –sentada al lado del mandatario– fuera prima de una de las propietarias de la guardería infantil (Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo), él debe permitir que se proteja a ella o cualquier otro de los socios de la estancia siniestrada: en ese momento la esposa del Presidente nada más agachó la cabeza y volteó para otro lado, mientras él no respondió nada, señaló.

Más tarde los integrantes del movimiento ciudadano entregaron un comunicado, en donde señalaron que la presencia del jefe del Ejecutivo fue tardía, y que igualmente resulta insuficiente e impreciso el decreto en donde se promete atención de por vida a las víctimas que sobrevivieron al incendio en la estancia infantil subrogada por el IMSS e incluso el subsidio del servicio eléctrico.

Desde la ciudad de México, Abraham Fraijo, padre de Emilia, quien falleció ese 5 de junio, acusó al Presidente de tratar de comprar el silencio de los padres, y criticó que Calderón no cumplió con la exigencia de que la charla fuera pública.

De hecho, reporteros de la fuente presidencial fueron conducidos a un hotel ubicado a kilómetros de distancia para evitar que tuvieran contacto con los padres.

Lo del decreto es una cortina de humo, está cumpliendo no con las exigencias, sino con los deberes que tuvo que cumplir hace un año. Queremos justicia, expresó Fraijo, quien decidió no asistir para concentrarse en la preparación del juicio ciudadano que los padres harán contra los funcionarios el 5 de septiembre.

La única referencia en público que Calderón hizo del incendio fue breve, cuando prometió que los niños sobrevivientes tendrán todo su apoyo y el de su gobierno, aunque no visitó a los menores.

Doce días después de lo programado, el Presidente viajó a Sonora para poner en marcha el servicio de urgencias del Hospital General de zona 2 del IMSS y anunciar que se construirá otro nosocomio que contará con una unidad para personas accidentadas, en especial con quemaduras.

Para dar la versión oficial, el secretario de Gobernación, José Francisco Blake Mora, tuvo que hablar de última hora ante la prensa, y auxiliado de unas tarjetas que sostenía con las manos temblorosas, prácticamente repitió los detalles del decreto.

Cuando se le preguntó cómo había reaccionado el Presidente ante la exigencia de Patricia Duarte, madre de Andrés Alonso, de que renunciaran Molinar Horcasitas y Karam, evadió referirse al tema.

Sólo explicó que Calderón está consciente del dolor que ha ocasionado esta situación en cada uno de los familiares afectados y que respetará la determinación de los tribunales y de los juzgados.

Reiteró lo conocido desde hace un año en cuanto a que hay cuatro averiguaciones consignadas por homicidio y lesiones y 26 presuntos responsables: 17 detenidos, ocho prófugos y un fallecido.

Sobre el planteamiento de su antecesor Fernando Gómez Mont, quien en una visita anterior sostuvo que el incendio en la guardería pudo haber sido provocado –según el peritaje del estadunidense David Smith–, Blake Mora dijo que prefería no aventurar una definición que sólo corresponde a las autoridades jurisdiccionales determinarlo”.


¿y… ¿Qué hay de todas las víctimas civiles, niños,  jóvenes estudiantes, que ha matado el Ejército en cumplimiento de la carnicería llamada guerra ordenada y desatada por Felipe Calderón? ¿Se ha hecho justicia sometiendo al Presidente de la República a un Juicio Político? Pues no. Hay mucho rabo de paja, que no se acerca a la candela.


Caricatura: Helguera.


Y…¿Qué hay de más de 47 mil trabajadores de Luz y Fuerza del Centro que el Gobierno Federal dejó en las calle cuando de un plumazo y por decreto desapareció a la Para- Estatal, y un domingo en la madrugada fueron tomadas por el Ejército las instalaciones de la empresa, congeladas el los Bancos el dinero de sus cuotas sindicales  y desmantelado su Sindicato, uno de los más antiguos, democráticos y combativos de la República Mexicana?

Caricatura: El Fisgón.


Y…¿Qué ha pasado con los mineros muertos en Pasta de Conchos, Coahuila? Recordemos que:

“El desastre minero de Pasta de Conchos ocurrió aproximadamente a las 2:30 (Tiempo central, EEUU) el 19 de febrero de 2006, Aún no se sabe con certeza que fue lo que causó esta tragedia, en una mina de carbón en San Juan de Sabinas, en la región de Nueva Rosita de Coahuila, México.

Las minas eran operadas por el Grupo México, la más grande compañía minera del país. Se estima que 65 mineros, pertenecientes al turno de las 22.00 hasta las 6.00, fueron atrapados por la explosión.

Las informaciones son contradictorias sobre la profundidad a la que se encontraban atrapados los mineros. El Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros y Metalúrgicos, expresó que los mineros atrapados estaban aproximadamente a 490 m, dentro de un túnel horizontal de 1,6 km de largo. Grupo México hizo declaraciones expresando que los mineros estaban a unos 150 m bajo tierra.

Guadalupe Rosales Martínez, la hermana de un trabajador que fue rescatado de la entrada de la mina, informó al Los Angeles Times de que los mineros se habían quejado previamente sobre una alta concentración de gas en la mina.[1] Norma Vitela, la esposa de un minero atrapado en el interior de la mina, informó al Miami Herald de que su esposo se había quejado sobre la misma concentración excesiva de gas metano, muy por encima de los estándares legales para poder trabajar.[2]

Hacia el 21 de febrero, los familiares de los mineros atrapados y los grupos de búsqueda de Grupo México empezaban a perder la esperanza. Cada minero tenía una reserva de transformación de CO a CO2 de seis horas. El gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, comunicó a la emisora de televisión conocida como Televisa, que el servicio de ventilación de la mina, que usa ventiladores para introducir aire y exportar gases peligrosos, estaba aún funcionando. Sin embargo, la edición del 21 de febrero del Miami Herald[2 informó: “Incluso entonces, no hay forma de asegurarse de que el precioso oxígeno esté llegando a donde los mineros están atrapados”.

El 24 de febrero, Grupo México, anunció que sus esfuerzos de búsqueda serían suspendidos por dos o tres días, debido a que el equipo de rescate había avanzado a una parte de la mina donde había grandes concentraciones gas natural. Lo curioso es que eran similares a las que había cuando hicieron bajar a los 65 mineros a trabajar.

día 23 de junio de 2006 se recuperó el primer cadáver de uno de los mineros muerto en la mina Pasta de Conchos, Felipe de Jesús Torres Reyna, que contaba con 49 años de edad.

El 1 de enero de 2007 fue localizado y rescatado el cuerpo de un segundo minero muerto en la explosión, identificado como José Manuel Peña Saucedo, vecino del cercano poblado de Palaú[4] .

Se indicó que seguirían las labores de rescate de los demás mineros, muertos en la mina de Pasta de Conchos, por parte de la empresa Industrial Minera México del Grupo México, dirigido por Germán Larrea Mota Velasco pero esto no ocurrió y, por el contrario, se comprobó que un rescate más expedito hubiera podido tener oportunidades de éxito.

Esto podría apoyar las acusaciones de negligencia que enfrenta la compañía y el propio Germán Larrea por no dar solución a las comprobadas notificaciones y alertas de seguridad que habían recibido los administradores de la mina con semanas de anterioridad a la tragedia, estas notificaciones señalaban la alta concentración de gas metano en la mina, muy por arriba de lo establecido legalmente. Nuevos hechos han vuelto a enturbiar las investigaciones sobre la tragedia[6] y se plantean serias dudas sobre la actuación del Gobierno de México en este asunto*.

*Cita textual de: Wikipedia.


Y…¿Qué ha pasado con los mineros de Cananea y su Sindicato? Recordemos que:

“Cananea, ¿una lucha global?” “Una vez más, los mineros de Cananea nos muestran el camino a seguir en cuanto a la defensa de las conquistas laborales. Un sindicato que ha resistido una de las peores embestidas del poder político, sólo similar a la embestida de Salinas en contra del sindicato petrolero encabezado por Joaquín Hernández Galicia, La Quina. y que le sirvió, a la postre, para afianzarse en el poder después del fraude de 1988.

En aquella ocasión, el poder político logró doblegar al poderoso líder sindical y con ello, controlar al resto de los viejos liderazgos priistas, mismos que sufrieron una mutación que les permitió adaptarse a las nuevas exigencias empresariales. Desde entonces, la defensa de las conquistas laborales empezó a perder fuerza y, poco a poco, el sector empresarial terminó por imponer condiciones. A 22 años del fraude de 1988, el saldo es totalmente negativo en cuanto a los derechos laborales. Se reformaron los sistemas de pensiones y jubilaciones a tal grado que no se garantiza una vejez digna ni, mucho menos, mejores condiciones de trabajo.

Hoy, como nunca, se percibe una drástica regresión a los tiempos del Porfiriato y la historia se repite con una sorprendente similitud a los acontecimientos de 1906. Tenemos, por ejemplo, a un empresario que se siente dueño de Cananea y que tiene a su servicio al presidente espurio; unas fuerzas federales que cumplen el papel de empleados de Germán Larrea, en lugar de proteger a la nación de los embates del narcotráfico y del crimen organizado; alrededor de 2,000 efectivos pagados con nuestros impuestos al servicio de los intereses de un empresario que anuncia una gran inversión en infraestructura carretera, pero se niega a invertir en la seguridad de los mineros.

El mensaje es bastante claro, la vida de sus empleados no es tan importante en tiempos que sobra mano de obra barata y, en consecuencia, el contrato colectivo de trabajo es una ofensa para quien ha logrado enriquecerse con nuestros recursos naturales, esos sí, propiedad de la nación.

Ante todo esto, el sindicato minero decide agruparse y formar una nueva organización que tendrá influencia en todo el territorio del llamado Tratado de Libre Comercio. Se unen pues, con los Steelworkers de Estados Unidos y Canadá, para enfrentar juntos, en instancias internacionales, toda la embestida del espurio y demás mafia que le acompaña. Previamente, ya se habían integrado a la Federación Internacional de Trabajadores de la Industria de la Metalurgia y denunciado al gobierno mexicano ante la Organización Internacional del Trabajo y la Corte Interamericana de los Derechos Humanos. De esta manera, el sindicato minero nos muestra que la lucha dejó de ser local y que para enfrentar a las grandes transnacionales es necesario agruparse con las distintas fuerzas sindicales que se manifiestan a nivel mundial. Por eso, no fue sorpresa que los mineros de Sudáfrica aprovecharan los partidos de futbol donde juega México, para denunciar las arbitrariedades del gobierno mexicano en contra de los mineros de Cananea.

Como en 1906, los mineros de hoy en día, están estableciendo nuevos paradigmas en el ámbito laboral y el triunfo en su lucha puede representar el mantener vigentes las conquistas que con tanta sangre derramada ha logrado obtener el sindicalismo mexicano. Una derrota pudiera desencadenar una nueva revolución, sobre todo cuando en nuestro país las instituciones que se crearon para darle estabilidad política han perdido su razón de ser y se han convertido en alcahuetes de clase empresarial.

Cananea me enseñó que la paciencia y la prudencia pueden conservar la unidad, a pesar de casi tres años de huelga. Cananea me enseñó que el odio social puede contenerse para evitar derramamientos de sangre. Cananea me mostró la inutilidad de nuestro sistema político y me enseñó que hay luchas que bien vale la pena apoyar, porque con un triunfo de ellos, lograremos un triunfo para el resto de la fuerza laboral de nuestro país. Me enseñó además, que son tiempos de pensar en una defensa global de nuestros derechos. ¿Será que Cananea inicia esta nueva etapa del sindicalismo mexicano?”*

*Cita textual de: En Pie de Lucha.

Caricatura: Ahumada.


En fin, si de mencionar injusticias se tratara, la lista sería interminable,  infinita.  En este México de mis amores La Justicia es un lujo y NO un derecho humano. Este es un pendiente primordial que tendrá que solucionar el primer gobierno verdaderamente democrático y popular que tenga el país.

Margot Carrasquilla Múnera

26/07/2010

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: