EL ARGÛENDE DE LA HOMOSEXULIDAD DENTRO DE LA POLÍTICA MEXICANA

Ilustración tomada de la obra de Mónica Custodio

LA FAMILIA "FELIZ..." Tomada de la obra de la ilustradora Mónica Custodio

No cabe la menor duda de que los refranes, la mayoría de las veces, quedan a la medida según la circunstancia a la que nos refiramos. En este caso, aquel refrán que dice: DIME DE QUÉ PRESUMES Y TE DIRÉ DE QUE CARECES”, le cae como anillo al dedo a  nuestros políticos mexicanos. Tanto a los que dicen ser muy modernos y liberales y ponen sobre la mesa el matrimonio entre personas del mismo sexo, y el derecho que tienen de adoptar menores, como aquellos que se escandalizan y defienden la imagen de “una familia feliz” heterosexual, como base indiscutible de la sociedad mexicana.

Los primeros parece ser que desconocen que,  desde el inicio de la humanidad, la homosexualidad se ha dado como forma natural de la relación humana y animal. No están descubriendo el hilo negro. Millones y millones de seres humanos del mismo sexo en el mundo, viven en feliz concubinato y muchos, pero muchos de ellos han adoptado, sin necesitar  trámites legales, a criaturas de las cuales han hecho personas dignas y útiles a la sociedad. Quien no crea esto que sostengo, que se remita a los censos mundiales y a las estadísticas correspondientes.

En cuanto a los segundos, me refiero a los políticos puritanos y persignados, podríamos ilustrarlos haciendo un censo que se llamara “Censo de la Familia Feliz en México”, y con toda seguridad descubriríamos cosas muy interesantes en esta sociedad  que discrimina a los homosexuales. Les voy a platicar como cuáles: el señor de la casa, como es muy macho, no puede conformarse con un sólo placer sexual, como el que tiene en casa; entonces, si tiene dinero, tendrá una amante de “altura”, pero si es una clase media trabajadora y jodida, recurrirá a los burdeles los días de paga. Este machismo, sin duda alguna, se lo presumirá a sus hijos varones a quienes les dará el ejemplo de “muy hombre”. En cuanto a la mujer, en una unión heterosexual, si tiene marido adinerado  se conformará con la infidelidad del sujeto y la violencia verbal, siempre y cuando le mantenga la casa a “todo dar”, los hijos en los colegios o universidades privados, tenga la entrada a un buen club social y su “Mama -Van” para llevar y traer a los hijos estacionándose en triple fila para que sus angelitos no se desgasten caminando. Si tiene la oportunidad, y es de “buen ver”, también se conseguirá su amante. En la clase media, esta esposa será una profesional que tendrá que desempeñar, como mujer moderna y auto suficiente, los roles de esposa, mamá, ama de casa, empleada y chófer de sus hijos. Generalmente las infidelidad del marido se traduce en peleas interminables, ofensivas y traumáticas para los hijos, quienes terminan siendo el pretexto de seguir con una unión enfermiza, o rebotando como pelotas entre la casa de papá y mamá, después de un divorcio.

En las clases más jodidas, la campesina y la obrera, el macho, como no tiene recursos para buscarse otras satisfacciones sexuales, bebe, maltrata a su compañera, y copula con ella apegándose a la ley de la selva. La mujer, como dice una canción que hizo popular la inolvidable Amparo Ochoa:siente que la vida se le va como la mugre en el lavadero“. Por lo regular, los hijos de esas uniones heterosexuales son los que se convierten en “niños de la calle”, trabajando para alimentar el vicio del padre y la sumisión de la madre, y drogándose para soportar las inclemencias a las que estas familias  “base de la sociedad”,  los someten.

¿En dónde están las familias felices? ¿En esa imagen más que cursi, que han  propagado los gobiernos panistas de: un papá, una mamá, un hijito y una hijita agarraditos de la mano y con una sonrisa que ni Leonardo Da Vinci la hubiera podido dibujar tan perfecta?

No estoy generalizando, pues existen las uniones heterosexuales, y digo uniones,  y no digo matrimonios a lo que califico como meramente un trámite, que   logran tener familias con un mínimo de estabilidad y dignidad. Pero puedo asegurar que no son la mayoría.

No es difícil darse cuenta que los señores políticos de la mal lograda izquierda mexicana, están utilizando la diversidad sexual como un instrumento para recuperar su popularidad perdida. Y tampoco pasa desapercibido que se trata de ganar votos de un sector de la población que cada día es mayor. Sería bueno también, que los señores políticos fascistas del actual gobierno, le dieran una miradita a la Historia Universal para que se enteraran que desde sus comienzos,  este Planeta ha tenido grandes CONQUISTADORES, FILÓSOFOS, VERDADEROS LÍDERES POLÍTICOS, EMPERADORES,  CONNOTADOS CIENTÍFICOS, MECENAS, POETAS, LITERATOS, ARTISTAS PLÁSTICOS, TÉCNICOS DE ALTURA, Y EN GENERAL, GRANDES SERES HUMANOS, HOMBRES Y MUJERES,  QUE HAN VIVIDO NATURAL Y PLENAMENTE SU HOMOSEXUALIDAD CONFRONTANDO A LOS TABÚES, A LAS RELIGIONES, A LAS MENTES DIMINUTAS Y A TODA CLASE DE IGNORANCIA Y FANATISMO.

Margot Carrasquilla Múnera

Anuncios

Una respuesta

  1. Wow! Simple y sencillamente un aplauso a este post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: